Entre el humo y la nicotina


Para este Acantilados (Cultura Rock Records) Los Zigarros cambiaron de discográfica y la elección como productor de Leiva, una figura siempre controvertida para los seguidores más rockeros, hacía preveer un giro estilístico. Entre una parte de la parroquia zigarrera el disco ha sido recibido con cierto escepticismo pero, al final, el grupo es dueño de no querer repetirse y de buscar nuevos caminos. Algunos temas suenan a Bob Seeger y Tom Petty, aunque tal vez haya más minutos bordeando Reo Speedwagon, la E.L.O o los Queen de estadio. Por ahí, el humo de estos Zigarros se antoja algo perfumado.

Los aires de cambio también se dejan notar en la portada. Si en discos anteriores la banda valenciana había optado por imágenes más bien expeditivas, aquí nos traen una ilustración que transporta al rock psicodélico o incluso a los clásicos del funky. Aunque aquí el sol sustituye a la lámpara de discoteca. Una de las curiosidades de la portada es que su autora, Rebeca Losada, también ha ilustrado otro de los grandes discos nacionales aparecidos en fechas muy recientes: Caldo Espíritu de Xoel López. Losada es una de diseñadora, ilustradora y cartelista gallega que ha trabajado también para gente como Rozalén, Love of Lesbian o Los Estanques.

Y para escuchar:

‘NO GAIN NO PAIN’. Aunque redunda en otra historia de amor, que es la temática principal del disco, aquí los más nostálgicos podrán encontrar riffs definitivos sin levantar capas de teclados. Y mención especial para unos coros soul femeninos que recuperan a Los Zigarros más stonianos.