Fuzz Division, dale a los pedales


Fantaciencia de Fuzz Division

Si el mundo lo habita «una especie aburrida», como dicen Fuzz Division en su presentación, este Fantaciencia viene a sacarnos del entresueño a golpes de guitarras. El trío andaluz sacó el diciembre pasado este primer EP y el próximo 21 de marzo estarán tocando en el Lemon Rock de Granada. Les preguntamos qué significa eso de «electricidad, amor y Sumi-é» y el por qué de esta portada con aires del siglo pasado. «La electricidad se ve demostrada a través de la tecnología; el sexo en lugar del amor, y el sumi-è, como ejemplo del arte. La portada pretende recoger estos tres elementos básicos a través de un viaje por las primeras expresiones artísticas de mano de la publicidad y un marketing plagado de guiños al sexo y la tecnología, sin dejar de ser por sí mismos documentos artísticos y de diseño.»

La explicación, reconozcámoslo, resulta algo barroca: «La portada pone una lupa de aumento sobre mensajes que podrían pasar desapercibidos, pero que al contrastarlos o aumentar su intensidad adquieren una violencia propia de un marketing sin escrúpulos. Es una fotografía vertiginosa de lo que realmente importa. El resto es solo la contaminación, lo innecesario, la pus de una raza tóxica: religión, política, competitividad, y otras obviedades de las que ya no hay que hablar.» Quién necesite aclaración, puede seguirles la pista, como decíamos, en Granada de aquí a un par de semanas. Post-punk y garage con altas dosis de intensidad.

Y para escuchar:

‘SE OXIDAN LAS MIRADAS’. Lo que parece a primera vista un ejercicio de letras crípticas con base de guitarra aceleradas tiene mucho más recorrido en sucesivas escuchas. Como ejemplo este tema que desarrolla una reflexión existencial acerca de si es posible afrontar el paso del tiempo asumiendo lo que cambia de manera vertiginosa. Y el trabajo de guitarras es notable con desarrollos que parecen evitar el acorde previsible. Entre la potencia de los Damned y la épica de los Bauhaus, este trío de la escuderia Peligrosa merece que se les siga la pista en sus próximos pasos.