Las 3 portadas de discos de… Carlangas


La irrupción de Novedades Carminha supuso un soplo de aire fresco en la escena musical gallega de los dosmiles. Su sonido podía recuperar la tradición punk de grupos como Siniestro Total, pero lo hacía con un impulso nuevo. Gran parte del mérito era de Carlos Pereiro, que tras quince años al frente de la banda, en 2022 comenzó carrera en solitario. Sus dos primeros discos marcan un giro mucho más ecléctico alrededor del punk-dance e incluso de los sonidos urbanos y latinos. Ahora, va presentando los nuevos temas de Bailódromo vol.1 (el más reciente, Mucho con poco, con diseño de Eloy Arribas). Le pedimos que escogiese tres portadas de discos especiales y la elección conecta totalmente con ese espítiru de mente abierta:

'GANG OF FOUR', DE ENTERTAIMENT (1979, EMI)

‘GANG OF FOUR’, DE ENTERTAINMENT (1979, EMI)
La primera portada escogida por Carlangas nos conduce a finales de los 70, a una de bandas precursoras del funk rock, a los golpes de guitarra y al baile espasmódico. El diseño de Jon King reflexiona acerca de las situaciones de abuso entre colectivos, muy en la línia de la vocación progresista y reivindicativa de Gang of four. En las fotografías aparecen un indio y un vaquero dándose la mano, rodeados del texto: “El indio sonríe, piensa que el vaquero es su amigo. El vaquero sonríe, se alegra de que el indio se engañe. Ahora puede explotarlo”.

'IROHA IN KONPEITOU', DE AKIKO YANO (1977, Philips)

‘IROHA IN KONPEITOU’, DE AKIKO YANO (1977, Philips)
Apareciendo con un delfín al hombro, la japonesa rompía la línea de diseño oriental de sus primeros discos. Una mezcla entre pop, soul y jazz que en las tiendas iría a parar a la cubeta de varios, pero que caló en la parte más inquieta del público alternativo americano.

'THE MOLDY PEACHES' (2001, Rought Trade)

‘THE MOLDY PEACHES’ (2001, Rought Trade)
Y, en tercer lugar, Carlangas escoge al grupo primigenio del cantautor Adam Green, The Moldy Peaches. La banda americana facturaba un folk lo-fi con letras que no evitaban el humor más ácido. Adam y Kimya Dawson aparecen en la portada ataviados a juego del diseño de aire infantil y onírico. El dibujo es del ilustrador y también músico Jeffrey Lewis.