Las tres portadas de… Anton Molina (Fridays Song)


Anton Molina es director de arte y ha trabajado principalmente en el mundo de la publicidad, aunque reconoce que la música ha sido siempre su leitmotiv. Ha hecho diseños para músicos y bandas como Manolo García, Macromassa, No Surf, Crek Noarde, Daniel Llandrich y Goldfinger & the mush potatoes, y ha probado como asesor musical de series y películas, promotor de conciertos e incluso músico amateur, aunque nosotros lo conocemos sobre todo por hablarnos cada viernes de una canción a través de la cuenta de Instagram Fridays song. No podemos daros muchas pistas de lo que encontraréis en ella, porque cada semana es una sorpresa. Entre Eskorbuto y el último grupo de pop finlandés, todo es posible. La canción semanal del último viernes llevaba el número 884, o sea que echad cuentas… Nosotros le hemos pedido que nos hable de tres portadas de discos especiales:

Portada de Persuasive percussion de The Command All-stars

‘PERSUASIVE PERCUSSION VOLUME VOL. 3’, de The Command All-Stars (Command Records, 1960)

«Persuasive Percussion son una serie de discos de jazz ligero interpretados por el colectivo The Command All-Stars. Unos álbumes geniales para acompañar un Cosmopolitan, ¡cómo me gustan!.

Command Records fue un sello que se distinguió por sus novedosas técnicas de grabación estéreo y por los diseños de sus portadas, obras de Josef Albers, un artista plástico que fue docente en la escuela de la Bauhaus. Albers propuso una línea de trabajo minimalista basada en la abstracción geométrica y sus relaciones cromáticas. A sus alumnos les hacía aprender música como forma de entender conceptos como el ritmo o los intervalos. Las portadas de Albers son soluciones inteligentes para acompañar una colección de temas de percusión sin recurrir a la obviedad de una fotografía de los artistas.

Si algún día os dais un garbeo por el MoMA veréis alguna portada suya. Less is more«.

Portada de wish you were here de Pink Floyd

‘WISH YOU WERE HERE’, de Pink Floyd (Columbia Records 1975)

«Uno de mis discos favoritos a nivel de continente y contenido. Portada diseñada por el colectivo artístico Hipgnosis (Storm Thorgerson y Aubrey Powell) con la colaboración de George Hardie. 

Wish You Were Here es un álbum en el que la mayoría de canciones tratan sobre la ausencia de sentimientos. Versa sobre personas que a menudo ocultan sus emociones, por miedo a sentirse perjudicadas o quemadas. Este concepto terminó dando lugar a la icónica fotografía de la portada. Esta imagen también escondía una segunda lectura, la mala relación que tenía la banda con su discográfica. Getting burned era un término común en la industria musical. Así, de ese apretón de manos (un gesto, a veces vacío) y ese fuego surgió una de las tapas más icónicas de la historia.

Una mera anécdota: el día del disparo de la foto no calcularon la dirección del viento y este chamuscó el bigote del doble de acción (Ronnie Rondell). Para solucionar aquel inconveniente, los dobles intercambiaron su posición y en posproducción se invirtió la imagen.»

Portada de Barretto Power de Ray Barretto

‘BARRETTO POWER’, de Ray Barretto (Fania Records, 1970)

«La portada del álbum Barretto Power es autoría del puertorriqueño Izzy Sanabria, uno de los artistas gráficos más influyentes en el mundo de la salsa y pieza clave en el éxito de Fania Records, la legendaria compañía de música latina de Nueva York.

Dibujó caricaturas, experimentó con el Pop art y se quedó con el surrealismo. El mismo artista afirmó que su mayor influencia fue Salvador Dalí, y una de las portadas que dan buena cuenta de ello es esta. En el encargo, Ray Barretto le pidió a Izzy Sanabria que quería que todos sus músicos salieran en la portada, esa era la idea inicial, pero en una entrevista Izzy Sanabria explicó el proceso: «Todas esas portadas en la que salen las orquestas al completo son una mierda. Pero eran muy comunes en la época. Entonces se me ocurrió ir a la Biblia y como leí que la fuerza de Sansón estaba en el pelo, puse a los músicos en el pelo de Barretto representando su poder»

No hay que olvidar tampoco la faceta de showman y divulgador de la cultura latina de Barretto. Podéis verlo en este divertido ejemplo


Leave a Comment