Maika Makovski, levitando por la batalla climática

Portada de MKMK de Maika Makovski

2021 / Maika Makovski acaba de dar a conocer su octavo disco, MKMK. Han pasado seis años desde Chinook Wind en los que la música mallorquina, a parte de tocar en directo, también ha participado en diferentes proyectos de televisión (La Hora Musa) y cine (Quien a hierro mata). Ahora estrena nuevo trabajo y lo hace con una portada que es, en sí misma, un mensaje.

En la imagen que abre MKMK Maika aparece levitando sobre una especie de bruma mientras a su espalda un enorme árbol se parte en dos y cae sobre un suelo nevado. Ya hace tiempo que la cantante se posiciona a favor de la lucha contra la emergencia climática. Con esta nueva portada pretende visibilizar los desajustes que se producen en la naturaleza por culpa de las emisiones contaminantes. «Llevaba tiempo pensando en qué acciones poder realizar que compensen la huella de carbono», reconoce Maika durante las entrevistas de promoción. Un porcentaje de las ventas del disco financiarán un proyecto para plantar árboles a través de Bosques Sostenibles.

La fotografía de la portada es obra del estudio MDraft de Ane Gorosabel y Aitor Laspiur. Y el diseño del disco es responsabilidad de Oskar Benas, que reparte horas de trabajo entre el diseño y la música. Como diseñador ha hecho portadas de grupos como Sex Museum, Johnny Casino o Guadalupe Plata, mientras que como músico ha tocado con Atom Rhumba, Fermin Muguruza, Cabezafuego o con la propia Maika Makovski, a la que también le hizo la portada (preciosa, por cierto) de su primer disco.

Respecto a MKMK, Maika Makovski recupera el rock más eléctrico, visceral e intenso, con alguna sorpresa como la colaboración de Vetusta Morla. Con ellos coincidió casualmentye en Tucson (EUA) durante la grabación del disco y ponen los coros en uno de los temas.

La canción

CENTER OF THE UNIVERSE’. Antes de la edición de su primer disco, Kradiaw, pudimos ver tocar a Maika Makovski en la extinta sala Louise se va en lo que era su participación en un certamen de solistas. Impactó a público y jurado con un set acústico dotado de mucha fuerza. Se adivinaba una prometedora carrera pero era difícil imaginar todo lo que vendría después. En su nuevo disco, donde vuelve a la pulsión rockera, este tema de instrumentación minimal nos ha recordado aquella primera noche.