Makis 37, rock y esperanza


Portada de Malkoaren distira de Makis 37

Ya tiene algunos meses, pero no conocíamos todavía este Malkoaren distira, el primer disco de Makis 37, una banda que combina el euskera y el castellano. Nos llamó la atención que una banda tan joven recogiera tan fielmente el sonido de grupos como Barricada, alternando el hard rock acelerado con algunos temas más pausados en los que destaca la voz rasgada de su cantante Julen.

Las letras y la imagen de portada también ponen sobre la mesa la preocupación ante «un mundo caótico», como nos explican ellos mismos: «El título del disco significa el brillo de una lágrima. Y lo que queríamos transmitir es que, pese a estar en una sociedad decadente, pese a la cisis climática y a todo lo demás, siempre queda esperanza, siempre hay una lágrima que brilla, y por eso hay que seguir luchando». El diseño del disco fue obra de la ilustradora Ane Matxikote.

Y para escuchar:

‘CORREDOR’. El fraseo de bajo del inicio de este Corredor ya interpela a referentes como los primeros discos de Barricada y Reincidentes. Algo que confirma el desarrollo posterior, con unas potentes guitarras y unos coros en el estribillo que empujan la voz rasgada de Julen. Una excelente hoja de presentación para estos vascos que abrazan la memoria histórica y denuncian las ejecuciones en una guerra que para otros de su generación es solo una página de un libro de texto. ¿Quién dijo que no hay futuro para el rock?