Un disco, dos portadas y el alma rebelde de Baudelaire

Portada de Hostal Pimodan de Lori Meyers

2005 / La semana pasada el nombre de Charles Baudelaire volvió a asomar la cabeza. Aquello de «poeta maldito» inundó los titulares, porque resulta que se cumplían 200 años de su nacimiento (el 9 de abril de 1821). Maldita la gracia de este tipo de aniversarios cuando tu cuerpo yace desde hace más de un siglo en el cementerio de Montparnasse… En todo caso, nos sirve de excusa para hablar de la portada del disco de 2005 que los granadinos Lori Meyers titularon Hostal Pimodan, en referencia al alojamiento de París donde el escritor francés escribió la mayor parte de Las flores del mal.

Baudelaire tuvo el acierto de alquilar un apartamento en el mismo edificio señorial donde se encontraban los salones de reuniones del Club des Haschischins. Un lugar en el que artistas e intelectuales de la época se dedicaban a experimentar con las drogas. También pasaron por allí Victor Hugo, Alejandro Dumas o Honoré de Balzac, entre otros. Lori Meyers pretendieron recoger en la portada ese espíritu transgresor, aunque si el disco tiene algo de maldito no se debe solo a las probaturas lisérgicas.

En algunos artículos se lo ha denominado «el disco de las dos vidas». Podríamos decir que una verde y otra roja. Los miembros de Lori Meyers han explicado en diferentes entrevistas que todo iba bien hasta que la discográfica (Houston Party) les cambió la portada y el orden de las canciones sin previo aviso. Parece ser que casi no pudieron escuchar la versión definitiva antes de que se fabricasen las copias. Y la imagen escogida para la portada, con una silla y una mesa dentro de una habitación ruinosa, tampoco les convenció. Aquello provocaría una ruptura inmediatada con la discográfica.

El grupo fichó entonces por una multinacional, Universal, y con ellos pudieron reeditar Hostal Pimodan con algunos temas extra. También utilizaron una nueva portada de Vanesa Zafra, ilustradora de cabecera del grupo. El disco se pasaba al rojo. Curiosamente, el color del que dicen que estaban empapeladas las paredes del apartamento parisino de Baudelaire.

Pese a las complicaciones en el proceso de edición de Hostal Pimodan, el disco fue muy elogiado por la crítica y acabó consolidando la carrera de Lori Meyers. Justo en estas fechas lso granadinos están presentando los primeras temas del que será su nuevo disco.

La canción

‘EL APRENDIZ’. Aquí tenemos una de las marcas de la casa de los granadinos Lori Meyers. Una preciosa línea de melodía pop que aparece al principio del tema para ser la base de la canción incluso en el solo de guitarra. Cuando llega el puente, estás deseando cruzarlo para que vuelvan a cantarla a doble voz.