El ritmo de un lugar perfecto


Jairo Zavala, más conocido como Depedro, es uno de esos artistas que siempre parecen estar rodeados de otros grandes músicos, un imán para el talento. Comenzó su carrera como integrante de La Vaca Azul, tocó junto a los americanos Calexico, y diez discos en solitario después, puede presumir de haber colaborado con gente como Vetusta Morla, Coque Malla, Luz Casal o Santiago Auserón, entre otros. Elegancia, sensibilidad e intuición no le faltan, como demuestra también este nuevo trabajo, Un lugar perfecto, en el que vuelve a los orígenes, a la inspiración del rock americano que marcaba el paso sobretodo en sus primeras canciones.

Lo del buen gusto no afecta solo a su música; ya hemos hablado en otras ocasiones de los diseños de sus discos. En esta ocasión, el artwork es de Luis Toledo, diseñador de éxito internacional que también ha trabajado para bandas como Weezer, Antemasque o Residente. La foto de portada, además, es de Juan Pérez-Fajardo, otra figura que ha fotografiado a los grandes del rock español. En redes, Depedro también destacaba que el estilismo de la fotografía era de Larisa Balinge.

Y para escuchar:

‘HABILIDAD’. Un ejercicio pop sin abalorios superfluos con una caja y una acústica marcando una cadencia sinuosa hasta llegar a un estribillo de melodía atrayente. Nos habla de la conveniencia de aprender de los errores dando dos vueltas a estrofa, puente y estribillo para acabar con unos coros etéreos. Se desmarca de la línea mestiza del resto del disco, pues aquí no tienen cabida ritmos o instrumentos world music, pero su sencillez destaca en el conjunto a pesar de no haber sido uno de los adelantos de Un lugar perfecto.