Endora y sus vicios, heroínas del dark menstrual


Portada de Son mis normas de Endora y sus vicios

Conocimos a Endora y sus vicios hace poco menos de un año, en un concierto que ofrecieron en la sala Meteoro de Barcelona junto a Exfan y Tetas Frías. El cuarteto barcelonés liderado por Laura Stampunk no se queda corto a la hora de describir su música; si hay que poner etiquetas, se ponen, y ellos se definen como punk/ninfo-romántico, trash/garage y dark/menstrual. Sus miembros pasaron antes por bandas como Dementes Beatas, The Carrie’s Period, Eyaculación Post Mortem o Sigtmatroz. Este Son mis normas (Potencial Hardcore) es su segundo disco y la contundencia del título enlaza con la intensidad de las letras: desde la reivindicación feminista («Rebelión matriarcal contra un mundo infernal», reza el tema que da nombre al disco) a reflexiones más introspectivas. Todo ello regado de un sonido electropunk que tiende más a las sombras que al pop.

Una cosa que nos ha gustado de este álbum es cómo mantiene la línea estética de su predecesor: el blanco y negro, el misterio y la tipografía en primer plano, ingredientes que nos llevan a grupos como Parálisis Permanente o Desechables (Ana Curra y Tere, vaya dos referentes). La autora del collage de portada es Mistress Ratt, y el diseño es de Mar H. Pongiluppi, que a parte de escultora, ilustradora, escenógrafa y algunas cosas más, es batería del grupo. La foto de la contraportada, que la podéis ver bajo estas líneas, es de @guillasaga.

Portada de Son mis normas de Endora y sus vicios

Y para escuchar:

‘NOS COMEN’. La combinación de un teclado de sonido saturado y una guitarra que suelta una sucesión oscura de acordes que van creciendo crea el ambiente perfecto para denunciar todo aquello que nos oprime, incluido tu cuñado. Electropunk cantado con rabia y convicción que sumado a  las tablas que ha ido adquiriendo este combo barcelonés en salas y festivales, promete una experiencia de lo más extrema en directo. Mejor no dejarlo pasar.