Ilegales, 40 años de orgullo macarra

Portada de Soy de macarra de Ilegales

1984 / Este 2022 será el año Ilegales. La banda asturiana, una de las más grandes del rock español, cumple 40 años de vida. Casi nada. Jorge Martínez hacía tiempo que prometía grandes festejos y de momento tenemos una gira (imperdonable perdérsela) que comienza en marzo en Zaragoza y un nuevo disco con temas nuevos y grandes colaboraciones. Desde aquí nos añadimos a la fiesta recordando una de nuestras portadas con historia, la del single Soy un macarra (Epic) editado en 1984. A ver si nos sirve de penitencia después del crimen que cometimos hace algunos meses, cuando escribimos sobre aquel El corazón es un animal extraño de 1995 y llegamos a la conclusión de que tenía «la peor portada de la historia». Ya nos perdonaréis.

Lo que Jorge Martínez explica sobre Soy un macarra en el famoso documental Mi vida entre las hormigas es bastante curioso. La compañía la escogió como single de Agotados de esperar el fin para sorpresa del propio Jorge, que prefería la canción que daba título al disco. De hecho, en un principio la banda pensaba dejar Soy un macarra fuera del álbum. Lo acabó incluyendo a última hora y casi por casualidad. Una de esas casualidades afortunadas, ya que la canción se convirtió en el primer gran éxito comercial del grupo. «Estábamos ganando mucho más dinero del esperado… Y con una canción que íbamos a desechar. Yo pensaba ¿el mundo se ha vuelto loco o qué?», decía Jorge en el documental.

La imagen de la portada remitía también al mensaje retador de la letra de la canción. Una mano mostrando unos cuernos invitaba al rock’n’roll pero también nos desafiaba. La mano, en la que puede verse un dedo mucho más corto que los demás, pertenecía al primer batería de la banda, David Alonso. Según explica el documental, él era, ciertamente, el más macarra. Alternaba las baquetas con pequeños robos en farmacias y domicilios. Finalmente, acabó siendo expulsado del grupo por su adicción a las drogas.

Portada de La lucha por la vida, de Ilegales

Pese a que a Jorge no le entusiasmase en un primer momento, Soy un macarra continúa siendo una de las canciones más populares de Ilegales. Con Agotados de esperar el fin el grupo asturiano consolidó las expectativas que había generado con su primer trabajo (el de la famosa portada de Ouka Leele). El resto de la historia, ya la conocéis. Si no, siempre es buen momento para ver Mi vida entre las hormigas. También para participar en los festejos que se vienen este año y para comprar (a partir de febrero) este nuevo álbum titulado La lucha por la vida (Warner). En él colaboran músicos como Loquillo, Andrés Calamaro, Josele Santiago, M-Clan, Evaristo Páramos, Vetusta Morla, Luz Casal, Kutxi Romero… En fin, lo mejor de lo mejor.

Desde de la portada nos observa Rasputín, aquel monje extraño, hijo de campesinos, que llegó a ser uno de los hombres más poderosos (y temidos) de la Rusia zarista. Bendiciones, Ilegales!

La canción

‘SOY UN MACARRA’. Canción franquicia de los asturianos que, según la autorizada voz de Jorge Ilegal, surgió en un acelerado trayecto en coche para conseguir arreglar los bafles de unos amplificadores. Pero este trallazo con guitarra a lo Link Wray no es simplemente una oda a la velocidad sino que reflexiona acerca de los peligros que debemos enfrentar al otro lado del espejo.